15 de octubre de 2013

IMÁGENES DEL ACTUAR POLICIAL QUE DESTRUYE LOS BIENES DE UNA COMUNIDAD MAPUCHE EN PROTECCIÓN DEL COLONO URBAN

El lunes 14 de octubre en el transcurso de la mañana, un contingente superior al centenar del GOPE (Grupo de Operaciones Especiales) de Carabineros de Chile, fuerza de carácter militarizada cuya base se encuentra en la localidad de Pidima en la comuna de Ercilla, que sólo en el último año (2013) ha duplicado su número; se desplegó al interior del territorio de Temucuicui, una de las comunidades gracias a las que el Estado y sus Gobiernos han implementado innumerables “planes”, “programas” y “proyectos” del más variado tipo en los últimos 23 años hacia los que sus funcionarios denominan “los indígenas de Chile” en calidad de “beneficiarios”. Una de las comunidades “emblemáticas” en la lucha por la tierra y la defensa de los derechos mapuche y nunca por migajas o escasas “compensaciones” estatales como las existentes. Por eso su tajante engativa de ser parte del último fraude gubernamental conocido como ADI-Ercilla (Área de desarrollo Indígena). Sus líderes han sido claros en avanzar por “todo el territorio ancestral” circundante. Léase por “ancestral” no aquellos 500 años atrás sino sólo del despojo chileno de los últimos 130 años al consumarse la guerra de “pacificación” impuesta por el Ejército de chile y la instalación de colonos traídos de Europa.
Hoy, las imágenes muestran cómo aquella misma fuerza de ocupación delinque, destruyendo los bienes de esta comunidad como mecanismo de protección a los nietos de los colonos traídos. Parece algo normal este nivel de injusticia hoy, de obediencia a los colonos e intimidación hacia los mapuche en plana “democracia” chilena, ¿o es que frente a tanta conmemoración de los 40 años del “golpe de estado” se ha perdido la capacidad de asombro de la manera cómo ese mismo Estado sigue golpeando a quienes se defienden?.
Es preciso ver en acción a la policía chilena al servicio de un latifundista y en contra de una comunidad.























 PULOF Comunicaciones