16 de enero de 2014

COMUNICADO PULOFMAPUXAWUN ATM: FORTALECIMIENTO DE LA EXPRESIÓN POLÍTICA MAPUNCHE EN TERRITORIO VIGILADO


En relación a las diversas tensiones que hoy cruzan el territorio de nuestros ancestros, comunicamos lo siguiente:
Derrotado Urban, Temucuicui avanza ahora hacia
Forestales Arauko y Mininco
Aunque voceros políticos y empresariales insisten en aumentar la represión contra las comunidades que luchan por los derechos mapuche, es necesario reflexionar respecto a quienes se ven favorecidos con la situación actual en territorio mapuche. Los flujos financieros en tono al tema son un buen indicador. Como es sabido, los receptores directos del Fondo de Tierras y Aguas indígenas del gobierno no son las comunidades. Los 43 mil quinientos millones de pesos de este Fondo en 2013 fueron recibidos íntegramente por los grandes propietarios de tierras, lo que ocurre desde el momento de su creación en 1994. También es de público conocimiento que algunos distinguidos dirigentes de gremios agrícolas han hecho fortunas mediante la intermediación en las ventas de predios a este fondo. Mientras, es comentario conocido que algunos latifundistas llenan bodegas de maquinaria en desuso y las queman, mientras que para las grandes forestales es más rentable cobrar seguros por incendio en plantaciones que controlar las plagas que ellos mismos trajeron a la zona junto con eliminar el sotobosque y las vertientes que evitarían el avance de los incendios. De este modo otros miles de millones en recursos estatales son usados en resguardar la propiedad de los colonos y trasnacionales forestales, sin costo para ellos. Qué empresas de pertrechos militares y policiales  se benefician con estos gastos es otro tema interesante de averiguar.  En el mismo sentido cabe preguntarse  respecto de quienes son los dueños de las crecientes empresas de seguridad privada en el área. Al mismo tiempo –frente a la invasión forestal- cabe preguntarse si existe un discurso claro desde algunas personalismos que hablan de los derechos mapuche, pues en su trasfondo pareciera decir “estoy en contra de las forestales porque no son mías”, aquí no caben ambiguedades.
En paralelo observamos que los gobiernos chilenos siguen aportando con fuertes sumas a las elites, es decir, hacia aellos mismos. Cada año, unos 190 millones de dólares, aproximadamente 100 mil millones de pesos,  son aportados por el estado chileno a grandes empresas y universidades con fines de lucro, por vía de la exención tributaria y también con donaciones de inmuebles de título fiscal de alto costo. La mayoría de estas empresas surgieron explotando los recursos naturales, y, entre ellos el suelo, el mar y el agua dulce del territorio mapuche. A ello debe agregarse el gasto anual de al menos unos 2 mil millones de pesos para el control armado del wallmapu, expresado en miles de policías, militares, helicópteros y aviones de alta tecnología, operando 24 horas diarias.
En ese contexto es evidente que recursos hay de sobra, la excusa de la falta de recursos no sirve, hay otras razones para no devolver las tierras a la nación mapuche, es impresionante darse cuenta que el costo del vuelo de una de estas máquinas por 30 días equivale a la devolución de la tierra base de un lof mapuche completo.  
Kay (chupon) quemado, antes hubo pinos de Mininc
El etnocidio y la guerra de baja intensidad continúan. Hace pocos días un incendio de causas desconocidas y presumibles consumió 450 hectáreas de renoval de bosque nativo en Temucuicui, devorando con ello el agua, helechos, arbustos y plantas de la tierra que había sido purificada de la lacra forestal; mientras en la comunidad LiempiColipinueve niños mapuche fueron detenidos en una manifestación pacífica que solo consistía en entrar al predio usurpado. El menor de estos niños tiene tan sólo 3 años de edad. Todos ellos fueron apresados por la policía, trasladados a la fuerza en carros policiales cerrados e ingresados a recintos de detención sin acusación alguna. La Convención sobre los Derechos del Niño ordena que Ningún niño sea sometido a torturas ni a otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. Ningún niño sea privado de su libertad ilegal o arbitrariamente. En los mismos días, una vez más, se demuestran los montajes contra los líderes comunitarios, al ser absuelto de todos los cargos Daniel Melinao, luego de 270 días encarcelado y cuando se pedía 31 años de cárcel para el, mientras que en el día de hoy se detiene al Logko Lafkenche del Budi Jorge Calfuqueo y su hijo sin justificación alguna.  Todo ello ocurre en medio de la enorme y pública presión que realiza el gobierno y los empresarios sobre el poder judicial para encarcelar a las comunidades que reivindican derechos.  El etnocidio también es un delito continuado  por el  gobierno de Piñera cuando ha realizado un claro intento de destrucción del tejido sociopolítico mapuche  utilizando a conocidos operadores de apellido mapuche y dirigentes de base que han develado sus intenciones al llamado del dinero wigka. Desarticulando, se crea fundamento fácil a la excusa de la supuesta desorganización, y con ello “la ausencia de interlocutores representativos”para “dialogar”; en cisrcunstancias que terminan llamando a los “amigos” de siempre a sus palacios para aparentar “diálogo”.
La evidencia del disenso entre las naciones mapuche y chilena genera desde el Estado diversas iniciativas paliativas a cargo de torpes administradores solo preocupados de propiciar ganado electoral, diseñadas para eludir los temas de fondo e impidiendo construir puentes para una comunicación política efectiva, dado que los actores de la política chilena ven el tema mapuche como un asunto menor relacionado con carencias económicas de corte urbano industrial. Innumerables veces hemos planteado que sólo el establecimiento de diálogo efectivo en el nivel central de decisiones del estado puede lograr avances en un marco más amplio, por sobre simples consultas para temas puntuales, consejos administrativos dominados por los partidos político. Ello ha sido demandado desde el inicio de la ocupación del territorio y su ausencia  genera como única posibilidad el legítimo derecho de resistencia de los lof. En esta situación sólo nos queda apoyar a nuestra gente impulsando el fortalecimiento de la expresión política de los mandatos de la tierra y la enseñanza de los antiguos, guiados por la luz del wvñellfe o bandera de la resistencia.
        La agenda mapuche está ejecutándose sin esperar la venia de otros. La recuperación y control patrimonial junto al concepto de la creciente deuda externa de Chile con la Nación Mapuche, el educar a todos respecto de la diferencia entre lo “mapunche”  y la categoría subordinada de “indígenas”, la vigilancia y denuncia permanente de los atentados a los derechos fundamentales, la descolonización como proceso permanente  frente a discursos y símbolos del indigenismo y la enajenación cultural y, la diaria práctica mapuche sobre las palabras, son los temas de esta época.  
MIJAEL CARBONE QUEIPUL
VOCERO PULOFMAPUXAWVN - ATM
WALLMAPU, 16 DE ENERO DE 2014