27 de abril de 2014

CONTUNDENTE RESPUESTA MAPUCHE A MEGAPROYECTOS GENOCIDAS QUE RECORREN EL WALLMAPU.

La temperatura ambiente no superaba los 5 grados a las 07 de la mañana del sábado 26, camino al volcán Llauma (Llaima), en la intersección de esta ruta con un vivo y hermoso Río Cautin rodeado de un paraje natural de bosques y campos inundado por la nieblina; cuando los weychafe de la zona hacen su aparición montados en sus caballos para resguardar la entrada al sitio que se había elegido para el encuentro –ocupado por un fundo- al cual se ingresó sin “autorización de sus propietarios legales”, pero con la venia de los gen o poderes y dueños de nuestros ríos y montañas, y sus legítimos dueños de la comunidad Quilape López. A partir de aquel instante  y por cerca de dos horas arribaban representantes y delegaciones mapuche desde distintas zonas del territorio histórico mapuche del Biobio al sur, así como desde la propia capital chilena Santiago. Desde Lleulleu, Karvlafken de Pitrufen, Melipeuko, Freire, Curacautin, Tirua, Lafken mapu, Victoria, Likanray, Lautaro, entre otras comunidades se hicieron presente, representando a unas 80 comunidades mapuche. Al mismo tiempo, delegaciones solidarias de la sociedad chilena, entre ellas la agrupación “Vive Curacautin”, agrupación cultural “WitralMapu”, Movimiento Ecologista Lautaro, Movimiento Acción Por el Río Tolten, concurrieron al abierto llamado y reafirmaron allí su compromiso con la defensa de los ecosistemas y la lucha del pueblo mapuche.
Desde la rogativa o gillañmawvn hasta la nuxamkawvn o conversación y reflexión colectiva a través del mapuchezugun y el castellano hasta los espacios de mizawvn o compartir de los alimentos, se apreciaron alrededor de 350 activos participantes, desde niños, mujeres y hombre jóvenes, adultos y ancianos; abocados todos a entregar desde el don de la palabra y del espíritu de buena fe su compromiso con los derechos de la tierra y particularmente del Río Cautin ya a diario maltratado desde allí hasta el mar, con las ciudades, la tala de sus bosque y la extracción de áridos o emplazamiento de industrias a su paso, hoy, con más de 15 solicitudes para Centrales de Paso y con al menos dos con aprobación estatal. Recordando los presentes las similares afectaciones de ríos en otras zonas de la tierra mapuche desde el Río Bibio al sur, cuya finalidad estaría orientada a abastecer con electricidad a los cientos de proyectos de la minería extractiva que vienen detrás en el mismo territorio, y no –necesariamente- para las mineras del norte, según lo expresado por el wwerken de Karvlafken Pablo Huaiquilao.
Particular referencia y respaldo generó entre los representantes de las diversas organizaciones de base la movilización de los Presos políticos de Angol y de todos quienes sufren las consecuencias de la lucha por los derechos mapuche en cada una de las cárceles estatales. Destacándose la importancia y validez de las más variadas acciones, actividades y movilizaciones para exigir la liberación de cada uno de ellos.
Finalmente, como una acción colectiva concreta de movilización del pueblo mapuche, los participantes resolvieron la realización de una masiva movilización por las calles de la ciudad de Temuco, mediante una marcha para el día viernes 30 de mayo y que desde hoy cada territorio trabajará en su convocaría. La cual entre otros objetivos, exigirá la liberación incondicional de todos los prisioneros políticos mapuche y desmilitarización del wallmapu, devolución de todas las aguas (cursos, caudales, subterráneas, ríos, mar y lagos) a sus legítimos propietarios, la expulsión de las empresas forestales del territorio mapuche y devolución de dichos territorios a las comunidades y el fin a los megaproyectos.
La actividad concluyó a las 18 horas en momentos en que una suave lluvia se dejó caer sobre el territorio, y los participantes finalizaron la jornada agradeciendo a Gvnechen y al poder de los antepasados por este reencuentro cuyo convocante no fue más que la voluntad colectiva real existente, la legitimidad de los organizadores desde la base social al interior de las comunidades y la urgencia de actuar ante el genocidio evidente sobre la naturaleza. Genocidio sobre el cual el poder empresarial y político basa su “desarrollo” de modernización capitalista, y cuyo rumbo destructivo no parece querer cambiar.

Comunicaciones ATM desde la zona.