1 de junio de 2015

PERSECUCIÓN EN CURACAUTIN: LLEVAN A JUICIO A MAPUCHES QUE LIDERAN DEFENSA DEL TERRITORIO Y OPOSICIÓN A HIDROELËCTRICAS.

Wallmapu, junio de 2015
Para este martes 02 de junio desde las 11 horas, en el tribunal de Garantía de la ciudad de Curacautin está prevista la nueva audiencia de formalización contra el werken Alberto Curamil Millanao; acusado esta vez por el Ministerio Púbico como causante de “desórdenes públicos y maltrato de obra a carabineros” donde se solicita una pena de 541 días de cárcel para la autoridad mapuche.
Acusación que se remonta a una actividad de defensa del territorio ancestral y del bosque cordillerano del wallmapu encabezada por Curamil el pasado 1 de abril del presenta año, en oposición a la construcción de la central de Paso “Doña Alicia”, la cual fue rechazada al día siguiente en votación del SEIA a raíz de la fuerte presión ejercida por las comunidades hacia el ejecutivo regional encabezado por el Intendente Huenchumilla quién en calidad de tal votó en contra del proyecto por considerarlo “atentatorio al derechos de las comunidades mapuche”.
Junto con al werken Curamil, los dirigentes Juan Ramón Lópex y Juan Huenuhueque serán también formalizados y sobre quienes el Ministerio Público exige 300 días de cárcel bajo los mismos cargos.
Resulta de “curioso” para el representante mapuche, que el gobierno guarde silencio frente a una “flagrante persecución política disfrazada de judicial contra los que defendemos nuestra tierra. Saben que hemos parado la construcción de varias centrales y hoy nos llevan a juicio para finalmente encarcelarnos, pero esta lucha continuará porque aquí tenemos conciencia que la lucha por el agua es la lucha por la vida” señaló Curamil. Destacando que confían en la legitimidad y justicia de su causa, mientras que reafirman el carácter persecutorio y de criminalización de la protesta social mapuche que se demostrará, concluyó. La defensa será asumida por abogado de la defensoría penal José Luis Correa.
Para la dirigencia mapuche de base del sector, si bien se han frenado al menos tres proyectos a raíz de las movilizaciones de las comunidades, persisten otras de mayor tamaño que cuentan con aprobación gubernamental; entre ellas, la “Central Hueñibales” por parte de la empresa Llaima  y la “Central El Agro” en la localidad de Mlalalkawello.
Al mismo tiempo expresan su bienvenida a las muestras de acompañamiento y solidaridad por diferentes agrupaciones de la sociedad civil organizada, que observan cómo se materializa y se hace visible la persecución sólo a los mapuche; entre ellas, a las organizaciones “Vive Curacautin”, “witralmapu” y “Curacautin sin embalses”.

Nota relacionada:

PULOF Comunicaciones